Casi no me atrevo…

Casi no me atrevo a escribir sobre ti en mi vida, eres importante, alguien a quién seguir y admirar y tuve la suerte de conocerte.

Así te recuedo, así te admiro y te presumo desde hace ya como 12 años…

Como una mujercita con fuerza de titán que nos sacudió con esperanza, una lucecita motivante para creer en la ética y la lucha desde el buen periodismo. (Hasta me gustaba yo misma ser pequeña)

La cerveza oscura y tu plática a la hora de comer. Era como escuchar relatos de batallas épicas contra grandes tirános.

Presumirte como mi amiga, invitarte a comer a casa, ¡que fortuna!

De entre la distancia y el tiempo siempre seguiste apareciendo para recordarme cómo debe ser, Regis.

Fuiste libre, permaneces libre. Inmaculada entre la corrupción y vicios de un oficio ingrato, pero que llenó tu vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: